Icaza deja sesión de Senado galo por Cassez

Agencias

Foto: Eunice Adorno/Cuartoscuro.Com
El embajador mexicano en París, Carlos de Icaza, abandonó la sesión del Senado dedicada a América Latina cuando la canciller francesa, Michele Alliot Marie, se refirió al tema de Florence Cassez, condenada por autoridades mexicanas a 60 años de prisión por el delito de secuestro.
El periodista Joaquín López Dóriga informó del hecho en su noticiero radiofónico. De igual manera, medios internacionales señalan la acción del funcionario mexicano.
«Nos hemos retirado en señal (…) de que al evocarse nuevamente un expediente de orden jurídico, que no tiene nada que ver, en la sesión del Senado de homenaje a América Latina, se está pretendiendo juntar dos cosas que deben separarse», afirmó el embajador ante un grupo de periodistas.
Este acto de protesta se dio ante legisladores de todos los partidos y de embajadores de América Latina, luego de que la canciller insistiera en que Francia haría todo lo posible para solucionar el caso de su compatriota, según el reporte radiofónico.
La condena en México de Florence Cassez, quien deberá purgar una condena de 60 años de cárcel por el delito de secuestro, ha tensado la relación con Francia.
Una de las primeras víctimas del desencuentro fue el evento «Año de México en Francia», que debió suspenderse con sus cerca de 300 actividades programadas en territorio francés.
«Es un gran honor que nos hacen y que mucho apreciamos. Sin embargo, en el momento en que la señora ministra de Relaciones Exteriores de Francia, de nueva cuenta toma el asunto de una prisionera condenada por la justicia mexicana, que ha tenido todas las ocasiones de defenderse; un asunto estrictamente del orden jurídico, nos hemos retirado de la sala», expuso el diplomático mexicano.
«A nuestro amigos franceses, a las autoridades de este país que tanto admiramos, les decimos que México es un país que respeta los acuerdos internacionales, que México es amigo de la Francia, y que a veces, entre amigos, puede haber diferencias».
De Icaza afirmó que tales diferencias, especialmente cuando se trata de una cuestión de orden jurídica, tienen su momento y su ocasión para tratarse.
«Nos hemos retirado, en señal, precisamente, de que sentimos, que al abordarse nuevamente, un expediente del orden jurídico que no tiene nada que ver en la sesión de homenaje del Senado de Francia-América Latina, se está pretendiendo juntar dos cosas que deben separarse. A veces, los amigos pueden tener diferencias y las deben de tratar como amigos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *