Exige PRD a Miguel Alonso no buscar chivos expiatorios

En lugar de estar de “viaje de negocios” por Japón, Miguel Alonso Reyes debería regresar a Zacatecas hacer frente a la oleada de asesinatos cometidos por las bandas del crimen organizado en los últimos días, y que se han multiplicado de manera preocupante desde que asumió la gubernatura el pasado mes de septiembre, lo que amenaza con convertirse en un elemento desestabilizador del entorno social de sus habitantes.
En comunicado de prensa, la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Hortensia Aragón, dijo que desde que el priista tomó protesta como gobernador constitucional del estado, en septiembre de 2010, el número de asesinatos que ha dejado tras sí su irresponsable gestión asciende a más de 30, cifra que rebasa las 25 muertes similares registradas en el estado durante todo 2008.
Miguel Alonso Reyes miente cuando afirma que recibió el problema de inseguridad pública muy avanzado, pues entre 2004 y 2010 el número total de muertes relacionadas con el crimen organizado fue de sólo 130. En contraparte, en menos de cinco meses de gestión priista, el número de asesinatos cometidos en Zacatecas representa ya la cuarta parte de todos los cometidos durante la gestión de Amalia García.
Peor aún, los recientes asesinatos que han dejado tras de sí los diferentes grupos delictivos que operan en la entidad, han hecho que el mes de enero pasado se haya convertido en el mes más violento en los últimos cinco años en Zacatecas, por lo que no es gratuito que el gobernador haya pedido la presencia de policías federales para contener las actividades del crimen organizado, un hecho inédito nunca antes visto en el estado.
En lugar de estar buscando chivos expiatorios por los problemas que aquejan a todos los zacatecanos, el gobernador priista debería cumplir con sus obligaciones constitucionales y velar por la tranquilidad de sus gobernados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *