Recibe Ciencias de la Tierra donativo de Peñoles

La Unidad Académica de Ciencias de la Tierra de la UAZ recibió de la Minera Peñoles, en específico de la Minera Madero, el donativo de un equipo consistente en un espectrómetro, con valor de 150 mil dólares, que permitirá, entre otros aspectos desarrollar investigación en el campo de la metalurgia.
Al tomar la palabra, el director de la Unidad, José de Jesús Fernández Ávalos, comentó que este donativo viene a ayudar al restablecimiento del Laboratorio de Metalurgia, que es uno de los proyectos de su administración.
Por su parte, el responsable de Programa de Ingeniero Geólogo, Juan de Dios Magallanes Quintanar, coirestablecimientorector, al mencionar que el espectrómetro servirá para seguir efectuando investigaciones y mejorar el laboratorio del área de la metalurgia, además de dar servicio a la comunidad.
En su intervención, el gerente de la Unidad Madero de Peñoles, ingeniero Octavio Alvídrez Ortega –acompañado del encargado de Relaciones Industriales de la misma empresa, Víctor Hugo Hernández Luna–, resaltó la importante de la vinculación entre la industria y la academia, afirmando que ha sido una política apoyar a la Universidad, a través de distintos esquemas y medios, con en este caso, mediante la donación del equipo.
La Empresa Peñoles siempre ha colaborado con las escuelas de Ciencias de la Tierra, al permitir que sus estudiantes realicen sus prácticas profesionales y de fin de semestre, ya que, como grupo empresarial, en el Estado de Zacatecas se cuenta con tres unidades importantes: la Minera Madero, Salinas en Sombrerete y la de Fresnillo.
Esta última –dijo– es la mayor productora de plata a nivel mundial. En agradecimiento al apoyo de la compañía minera, el director entregó un reconocimiento institucional al ingeniero Alvídrez Ortega, quien expresó que la academia, de alguna forma, provee del recurso humano tan indispensable para la industria, por lo que si la empresa está en posibilidades de contribuir lo hace, ya sea con instalaciones, con equipo, o con donativos de otro tipo.
Cabe señalar que el espectrómetro obsequiado se tenía en la empresa de Coahuila pero, después de renovar su equipo, quedó como adicional. Y aunque tiene un valor “considerable”, dijo el gerente de la Minera Madero, “el mayor valor es el que le puedan sacar los alumnos y docentes de Ciencias de la Tierra”. Por esta razón se decidió otorgarlo a la Universidad Autónoma de Zacatecas.
Para finalizar, el operador del espectrómetro de la Unidad, Refugio Castreños Acosta, expuso que con este dispositivo los alumnos del Programa de Minas y Metalurgia podrán practicar a partir del séptimo semestre, analizando masas de cualquier mineral o metal.
Al finalizar el evento, los invitados y las autoridades de este centro universitario hicieron un recorrido por los diferentes espacios y laboratorios de Ciencias de la Tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *