Caen extorsionadores en Jalisco; dos son de Nochistlán

7b3e047c7e7cd65dedaf2aa7df961bf6

14 abril, 2011 • Seguridad

Jalisco.- La Procuraduría General de Justicia del Estado detuvo a una banda de secuestradores que confesaron haber participado en la muerte de un menor de edad, quien residía en Teocaltiche. Dos de sus integrantes son vecinos de Nochistlán, Zacatecas.
Los delincuentes fueron puestos a disposición de un juez, tras reconocer el crimen, y detallar que llamaron a los familiares del muchacho, y haciéndoles creer que lo tenían privado de su libertad exigieron un pago de 65 mil pesos.
.
La Delegación Regional Altos Norte, de la PGJE, tras las investigaciones estableció que el homicida y líder de la banda, José de Jesús Espinoza Torres, laboró con el padre de la víctima y tuvo problemas con él. Los demás fue motivado por la venganza.
Los detenidos son: José de Jesús Espinoza Torres, de 27 años, con domicilio en Insurgentes, colonia Tavares, en Teocaltiche; Antonio Martínez García, El Peluquero, de 48, vecino de El Paso de Orozco, en Nochistlán, Zacatecas.
Además de Mayra Alejandra Mejía González, de 21, quien también dijo vivir en Nochistlán, y Yahaira Jazmín Durán Pérez, de 20, vecina de Yahualica de González Gallo.



Según las autoridades, el pasado 10 de abril, el menor de 14 años recibió una invitación de José de Jesús, para salir a dar un paseo. El jovencito aceptó, pues lo conocía porque el sujeto tiempo atrás había laborado en la empresa de su padre.
José de Jesús llegó al encuentro en compañía de otro sujeto, y llevaron al adolescente a un rancho a las afueras de Teocaltiche. Ahí, los dos sujetos lo sometieron y le quitaron la vida ahorcándolo.
Después los familiares del muchacho comenzaron a recibir llamadas en las que les decían que el menor estaba secuestrado. El costo de la liberación era de 65 mil pesos. Los padres sólo alcanzaron a reunir 50 mil pesos.
A los familiares les ordenaron llevar el dinero a la gasolinera González, en Nochistlán, hasta donde Mayra Alejandra, Antonio y Yahaira Jazmín llegaron a recibir el dinero. También estaba José de Jesús, sin embargo, ahí fueron arrestados por policías municipales de Nochistlán y Teocaltiche. La familia había pedido auxilio.
José de Jesús Espinoza condujo a los agentes de la PGJE al rancho Cañadas del Rey, en Teocaltiche, donde junto con su cómplice prófugo, enterró al jovencito.
José de Jesús Espinoza fue consignado por su responsabilidad en los delitos de homicidio calificado, extorsión e inhumación clandestina, ante el Juez de Teocaltiche.
Sus cómplices quedaron a disposición del mismo juez ante el que tendrán que enfrentar cargos por el delito de extorsión.
Agencias
Tus comentarios son muy valiosos para nosotros